¡Vaya Semana Santa más

LINKKI
Profiilikuva käyttäjästä Carmelilla
Carmelilla Ei kirjautuneena
Liittynyt: 29.11.2006
Kirjoituksia: 28
Vastauksia: 617

¡Vaya Semana Santa más pasadita por agua!
Ayer estuve con mi familia en un pueblo que se llama Álora donde aún tenemos muchos familiares. Es más, cada vez que voy y hablo con la gente resulta que todo el mundo sabe bien quién soy y sacan algún parentezco con algún pariente antiguo …. Me salen primas de mi abuela, tías de mis primas y y y y …

Me gusta mucho ese pueblo porque tengo muy buenos recuerdos de cuando era niña. Siempre iba a casa de mi abuela que es la penúltima casa antes de llegar al castillo árabe (que a su vez era el cementerio del pueblo). En aquellos tiempos no había agua en las casas y las fuentes eran muy preciadas. Yo también iba con mi cubito a por agua.

Ayer estuvimos viendo ”La Despedida”. En la plaza del pueblo se reunen la cofradía de ”El Cristo de las Torres” con su mamá, la virgen, y antes de que los tronos sean trasladados cada uno a sus respectivos templos hacen una especie de saludos para despedirse que consiste en que los hombres suben y bajan a pulso los tronos, también los mecen. Los espectadores empiezan a vitorerar. Hay una pequeña rivalidad entre ambas cofradías, pues se mide el tiempo de que cofradía aguanta más con su trono subido a pulso. Se dice que los que llevan el trono del Señor son los pobres del pueblo y los que llevan la Virgen son los señoritos del pueblo. Siempre ganan los pobres. Algunos dicen que es porque son más fuertes, pero yo creo que es porque la Virgen pesa mucho más.
Ayer había mucha gente y el olor a incienso se mezclaba con el olor a porros.

Luego tienen que llevar corriendo al ”Cristo de las Torres” a todo lo alto del monte donde se encuentra el castillo árabe, pues allí se encuentra su templo.
El Cristo, que lleva una peluca de pelo natural, parece muy simpático. Su cabello se va moviendo de un lado para otro cuando lo van subiendo a paso rápido.

Todos los años es lo mismo y sin embargo ningún año es igual.

Las casas ya tienen agua y baños, las calles están bien asfaltadas, demasiados coches y poco sitio donde aparcar. Incluso se ha formado una pequeña colonía de ingleses que viven allí.
¡Qué bonito todo!